jueves, 26 de marzo de 2009

Soltando amarras


Te vas porque te olvido

Porque me ha llegado la hora de la revolución
Porque hoy amanecí con ganas de todo menos de ti
Porque ya no se me escapan los abrazos
Porque no quiero cargar con fotografías, dudas románticas ni zapatos flamencos
Porque ya no tiemblo
Porque he dejado de ser ese montón de harapos
Porque en soledad recupero mi rumbo
Porque ya no quiero derrochar-me y he decidido dejar de llorar-te
Porque ya no recuerdo los sueños que hicimos amanecer con el alba
Porque ya ni siquiera me das pena
Porque mi camino ya no es tu destino
Porque tu nombre trae recuerdos de sangrientas historias
Porque eres para mi un ser de la nada
Porque yo busco la vida y tu la muerte
Porque ya no me verás arrodillada
Porque ya no duelen las resacas ni los adioses

Porque en este breve instante tu mirada fugitiva quema por última vez mis heridas
Porque en esta tierra donde antes no había nada ahora crecen hermosas amapolas
Porque me he convertido en roble en plena floración estival


Tenía que suceder. De tanto desearlo, tenía que volver a verte y así,
renacer.



12 comentarios:

jorge dijo...

He leido y oido unos cuantos finales.

Pero en este he encontrado un saco repleto de frases preciosas que esconden una profundidad y una precision que me han hecho leerlo y releerlo.

"Con ganas de todo menos de ti."

"Ya no tiemblo" (Solo esto ya podria ser definitivo).

"Los sueños que hicimos amanecer con el alba."

Primero nos muestras, de perfil, una entrega, una obsesion (¿un amor?)... tener ganas, escaparse abrazos, ¡¡temblar!!, planificar hasta que el sol ilumina la habitacion...
...y luego como a base de lagrimas, soledad, decepciones y tristeza consigues olvidarte, liberarte.

Creo que -siguiendo en mi linea- te robare parte de tus palabras. Te robaria a ti (para lograr habitarte más) pero me parece que tus alquileres actuales ya te procuran el temblor suficiente (jejeje).

Un beso sin amarras.

Laura dijo...

Jorge,

Léeme y reléeme cuantas veces quieras… es para mi un placer y un deseo.

Como verás, ha costado pero tras varios días de ausencia he conseguido desnudarme y movilizar.

Descifrar signos, volver a sentir profundo, conquistar mi corazón, buscar algo por lo que morir, hablarme al espejo sola, girar en contradicción… volver para avanzar.

…Quizás sea la llegada de la primavera. no crees?

Ojala mis temblores fueran de alquiler... pasajeros, momentáneos…
Este es un adiós que habita en mí a pesar del tiempo, del espacio y de todo lo que venimos hablando estos últimos días…

Gracias por la luz.

Abrazos sin amarras ni cadenas... mejor aún, un roce de alas...

jorge dijo...

Tus desnudos y movilizaciones impresionan. No me parece extraño que conquistes tu corazon, lo que se puede ver de su propietaria invitaria a ello.

Es inevitable que habite en ti algo que tan profundo consiguio penetrar, pero al lograr soltar amarras te abres la posibilidad de nuevos atraques.

Los temblores de alquiler sabes que los puedes conseguir con relativa facilidad; uno que pueda rellenar el hueco dejado... eso es mas complicado.

Me gusta rozar. Mis alas a tu disposicion.

VISION DE ARLEQUÍN dijo...

ME FASCINÓ TU BLOG.

MIRA QUE HE ENTRADO POR MERA CURIOSIDAD Y ME GUSTÓ, ESPERO SEGUIRTE VISITANDO, ESPERO NO TE MOLESTE.

TE MANDO UN SALUDO DESDE ALGUN LUGAR DE MÉXICO.

"LA VIDA ES UN GRAN CIRCO, PERO SIN ESPECTADORES"

a-escena dijo...

Precioso y esperanzador post.
Me alegro mucho.
Besos.

Marcos Ortega dijo...

Enhorabuena por tu renaciminto :)
precioso post, muy dulce

Verbo... dijo...

A mi me pasa lo mismo
es el momento del basta
del colapso
en donde el vino de la botella
llega a su fin.

Besos.

Laura dijo...

Verbo, siento decirlo pero... me alegro de que estes conmigo, así una se siente menos sola.

Vamos? Un abrazo

Laura dijo...

a-escena: Con esperanza y una sola lagrima en el alma.

Besos! Gracias por pasarte

Uqbar dijo...

Gracias por ayudarnos también a los demás a practicar el olvido.

Hada dijo...

Tienes mucha razón en lo que dices, las personas no se marchan al irse, sino cuando las dejamos ir... cuando finalmente las olvidamos o dejan de ser importantes para nosotros.

JA Alejandro dijo...

Quiero dejarme de mi.