viernes, 9 de enero de 2009

Tinta blanca



Te has ido dejando la huella de tu aliento en el espejo.

Está nevando ahí fuera.

Caliento un mechón de pelo entre mis manos.

Los diminutos cristales de hielo se derriten mojando mis palmas.

Voy lamiendo el agua, con deleite.

Mientras, el sol arde lento aquí dentro.

12 comentarios:

jorge dijo...

Me parece un texto precioso.
Ambiente frio en la calle. Me gusta el fuego lento ¿es intenso?

Me estoy repitiendo en lo del frio dentro y fuera.

El frio exterior lo podemos combatir facilmente, en casa con calefaccion. En la calle abrigo, bufanda, cuantes y gorro.

El frio interior requeriria una pequeña ayuda de los amigos, una buena racion de sonrisas, un abrazo calido...

Pero te encuentras ante el espejo y sientes que todavia te queda un rescoldo de llama.
Evidentemente insuficiente.

Laura dijo...

Jorge: Gracias por tu comentario.

Increiblemente, su intensidad va en aumento. Serán los recuerdos, las sonrisas amigas y esos abrazos cálidos de los que hablas.

Será quizás que hace días tengo atragantada una amiga lejana y su recuerdo me enciende.

Hace frio, Compartimos cafe con leche?

jorge dijo...

siiiiiiiiii.

Maria Coca dijo...

Tienes un blog precioso. Tus textos son cortos pero repletos de contenido. Me encantó.

Besosss

Uqbar dijo...

Y como un mesaje cifrado, el calor se esconde en algún lugar del frío, como la tinta blanca de un código secreto que sólo los que prestan atención conocen.

Un saludo.

Uqbar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Dara Scully dijo...

Y el frío no puede entrar.



Un miau

Jorge Arce dijo...

Que buen lugar tienes aqui. Voy a seguir leyendo un rato.Un abrazo

Marcos Ortega dijo...

y nevó y nadie me secó el pelo...

Maite dijo...

Laura, que bello!

Espero que tu sol interior te alumbre y acaricie... y no deje que entre el frio de afuera.

Desde aquí, por eso, que bello es mirarlo cuando somos cálidos...

Un abrazo,

hawwah dijo...

eso es lo más importante...que el sol arda allí dentro...

:)

De cenizas dijo...

¡Criatura, qué bien escribes!


besos