martes, 23 de septiembre de 2008

Jugamos?

Esta noche me propongo un juego.

Juego a que estoy contenta, a que la distancia no me duele y esta tristeza se barre con el tiempo. Juego a que no somos presos del mismo sol y que la luna sale sin ti.

Juego a que el tiempo y su efecto fugaz me ayudan a olvidar, a que la herida ya ha cicatrizado, a que se borran de mi memoria tus ofensas, a que he comprendido sanamente que nuestro amor no es posible…

Juego a que la razón despeñó su suerte y hemos quedado “felizmente” en tablas…

Juego a que no recuerdo tu aroma a hierbabuena, a que tu silueta ya no se dibuja sobre mis sábanas, a que ya no siento tus manos ni tu mirada.

Juego a que camino por la vida feliz de haberte olvidado, a que ya no eres el dueño de mis risas ni de mis llantos.

Juego a que en el super ya no venden chocolate blanco, a que ya no me gustan los boababs ni las croquetas de tu madre.

Esta noche juego a que ya no te amo y que es facil comprender que no eres para mi.

Juego a que te he olvidado… a que mi alma no quedó detenida en un tiempo sin reloj.
Juego a que he descubierto rápidamente que esta historia fue de la vía láctea, a que habrá otro Principito y otra flor…

6 comentarios:

Marcos Ortega dijo...

Yo quiero jugar también... sobre todo a lo de comprender que nuestro amr es imposible... pero dime: has ganado? porque yo me veo con muchas posibilidades de perder en este juego...

Laura dijo...

Compañero Marcos, estoy en el intento, solo en el intento... pero jugar tiene su precio,no? Al menos juguemos a soñar con que podemos... y talvez, la ley de la atracción haga su parte.

Winnie dijo...

Preciosa!
juega siempre! el intento, la intención debe ser tu pan nuestro de cada día. A veces nos emperramos en crecer, cuando todo era más facil en preescolar! Que Carlitos no te quería pues ya estabas con Pepito jugando en los columpios!
Juega! aunque sea una farsa! juega a sentirte bien, aunque no te salgan las fuerzas!
besotes

Lila dijo...

jugar es fingir!!!
yo por estar fingiendo me perdí de la verdad y ahora soy un engaño viviente, muchas verdades relativas que se contradicen, a eso me redusco.
aunque el juego es placentero mientras dura, disfrútalo!!

Anónimo dijo...

Laura... me gustas aún oscura como aparentas.

Hay que salir al SOL, deja que la tristeza se vaya con él.

edu_art dijo...

"juego a que en el super ya no venden chocolate blanco"

generalmente pierdo. pensé que podría cambiar su sabor en otros labios, pero sigue siendo igual de dulce.




me encanta tu blog