domingo, 9 de noviembre de 2008

El aire y el viento







Por los caminos voy, como el burrito de San Fernando, un poquito a pie y otro poquito andando.
A veces me reconozco en los demás. Me reconozco en los que quedarán, en los amigos abrigos, locos lindos de la justicia y bichos voladores de la belleza y demás vagos y mal entretenidos que andan por ahí y por ahí seguirán, como seguirán las estrellas de la noche y las olas de la mar.

Entonces, cuando me reconozco en ellos, yo soy aire aprendiendo a saberme continuado en el viento.

Me parece que fue Vallejo, César Vallejo, quien me dijo que a veces el viento cambia de aire.

Cuando yo ya no esté, el viento estará, seguirá estando.


Eduardo Galeano

4 comentarios:

Marce dijo...

así parece ser, solo dejarnos fluir,en las emociones, en las pasiones, en la vida.
Solo escuchar el sonido del viento (y del corazón) y dejarnos ir.
Gracias por tu visita en mi abandonado blog, pensé que había perdido todo vínculo con la blogosfera.Abrazo

Marcos Ortega dijo...

Es curioso como a veces, para tratar de conocernos a nsootros mismos necesitamos vernos en los demás y dejar de pensar, dejarnos llevar...

Winnie dijo...

sencillamente genial... y la foto acompaña la deliciosa libertad de conocerse a una mismo...

Uqbar dijo...

"La muerte es una quimera: porque mientras yo existo, no existe la muerte; y cuando existe la muerte, ya no existo yo." Epicuro de Samos

El viento seguirá meciendo las ramas, y cuando ya no estemos otras serán las hojas que caigan.