miércoles, 4 de febrero de 2009

Complementarios



Siento en mis brazos desnudos el abrigo de tus colores.

Deambulas envuelta en lanas tejidas por algún amor artesano o enroscada entre las sabanas, sonriendo adormecida.

Se produce un silencio esteril.

Esbozas tu sonrisa de siempre y el brillo de tus ojos divide la oscuridad en dos regiones.

Tengo miedo de quedarme dormida.

El sueño se va con el alba y solo me queda el rayito de sol de las mañanas.

9 comentarios:

gloria dijo...

Te quedan estas hermosas palabras y el recuerdo de un color.
Es maravilloso.

Un beso.

jorge dijo...

¿Sera cierto que cuando vistes una prenda que te ha hecho alguien especialmente para ti, abriga más?

Lastima que sea esteril, complice hubiera sido mejor.

Te queda el rayito de sol, y el recuerdo imborrable del brillo de esos ojos.

Sospecho que eres complementaria a una persona muy interesante.

Marcos Ortega dijo...

que dulce sensación...
con un rayito de sol se pueden hacer muxhas cosas :)

Marcelo dijo...

Pasé por aquí: poesía perfecta

Alejandra dijo...

Que hermoso post, y el dibujo ufff, la mujer en el campo, trabajando con sus manos acariciadoras la tierra, el amor hacia el amor. =)
Besito

dintel dijo...

Amor artesano, me ha encantado

Verbo... dijo...

Un abrazo amiga
que te ayude a dormir ♥

De cenizas dijo...

Una auténtica preciosidad!!!!!!!


besos

Laura dijo...

De cenizas: Muchas gracias por tu visita y por tu generosas palabras.

Siempre bien venida... un abrazo.