lunes, 9 de febrero de 2009

Invisibilidad



Dime, por favor, que de aquella diminuta semilla que dejaste marinando entre los pétalos de mi rosa nacerá una Princesa vestida de encajes y alas de libélula.

Dime, por favor, que entraré en un bosque y que en él podré perderme, refugiarme, esconderme, cruzarme con enanos, príncipes andantes, duendes, sapos, brujas y unicornios.

Dime que en esta búsqueda del jardín secreto del mundo hallaré mi escenario y sus siete maravillas, un roble azul con aroma a menta fresca y hojas de cristal.

Dime, por favor, que está llegando... que es tuyo este dulce silencio que se desliza con destreza como si una corriente de aire lo arrastrase sin rumbo por el bosque prohíbido de mi alma.

10 comentarios:

dintel dijo...

Tú misma lo has dicho...

Marcos Ortega dijo...

Preciosa foto del principito...
y precioso texto...
:)

jorge dijo...

Tiene que ser duro pedir que por lo menos el silencio que nos rodea sea de quien queremos.

Parece que en esta busqueda se conoce el tesoro, se conoce donde esta... pero hace falta que se deje descubrir.

Somos invisibles a mucha gente, pero solo duele cuando lo somos a "esa" persona. (¿Puedo decir a ella?).

De cenizas dijo...

Seguro que sí... Y que ese silencio estallará en un castillo de besos, sonrisas y latidos de fiesta mayor.


besos

Winnie dijo...

y si el silencio inunda tu pozo, no te dejes vencer por la negrura, en algún lugar habrá un príncipe que te haga olvidar los silencios...

charlie vasquez dijo...

Hola! gracias por tu comentario en el blog de fotos!!me gusto mucho tu blog también. Saludos desde Ecuador

Moony-A media luz dijo...

Claro que está llegando, y encontrarás tu escenario, tu bosque.

Me gustan las libélulas :)

Y me gustan tus palabras.

Un beso grande.

Marcelo dijo...

Te lo digo! (además, la música preciosa)

Marcelo dijo...

Perdon! la música es del blog de sureando. Un error lo tiene cualquiera. Ve y comprobarás que es bonita esa música...

Radamanth dijo...

de que forma mas sutil manejas el arte de escribir, que forma de utilizar las imagenes... seguro que de esa semilla nacera una princesa con alas de libelula y recuerda que el silencio no es solo ausencia de sonidos, que hay silencios que gritan al viento solo hay que saber interpretarlos