jueves, 26 de febrero de 2009

Haiku 2




Hay pocas cosas
tan ensordecedoras
como el silencio



Haiku: Mario Benedetti
Imagen: Eugenio Eugenio


24 comentarios:

jorge dijo...

Siempre he pensado que hay dos silencios:

El deseado, que es un lujo gratuito.

El doloroso,el que es muchisimo peor que el peor grito.

El segundo llega aunque muchas personas te hablen, si "la" persona no lo hace.

Laura dijo...

Jorge: y hay silencios deseados que a la larga construyen y sanan pero duelen...

Gracias por tu visita.. que siempre es un placer.

Un abrazo

jorge dijo...

Supongo que si duelen vienen producidos por una situacion no deseada.

Te retiras al silencio para recolocarte (el silencio es deseado, pero acudes a el herida).

El placer es visitarte, siempre.

De cenizas dijo...

Pero por suerte, siempre hay una fuente en nuestra Venecia interior que nos reuerda la vida...


besos

Bohemia dijo...

aiku precioso, como todo lo que sale de la pluma de el maestro...

Sabes? Es adorable la foto de tu perfil...

BSs

Laura dijo...

Gracias Bohemia!

Benedetti es fantástico, sus palabras están llenas de cotidianidad!

Hasta la próxima..

Albanella dijo...

Gracias por tu visita a mi silencioso espacio, eres bienvenida cuando quieras!!

.. te seguire leyendo. Si ahora que llego aquí, el primer escrito que leo es tan bello, me querer volver seguido.

Saludos!

Laura dijo...

Gracias Albanella, el placer ha sido mio, creelo!

Otro abrazo

Roberto dijo...

Benedetti para no ser oriental nos estremeces con sus Haikus...son latigazos de lo mas hermosos

por cierto como me gustan los cuadros de Vettriano...

un beso...me gustó perderme en tu página

txusman dijo...

ya hace tiempo que me cansé de los silencios agónicos,de los que abruman, de los de mejor callar o de esos que "ha pasado un angel". Yo se donde buscar y encontrar los buenos silencios, los que reparan, se donde están...
saludos

Hada dijo...

En la mayoría de las ocasiones adoro el silencio, sobretodo si estoy admirando algo que me gusta, o haciendo algo que me entretiene. Por el contrario, hay silencios incómodos y hasta dolorosos, pero todos son parte de nuestra vida, no?

Un abrazo!

Noriako Agashashi dijo...

"silencio...cruel estigma del dolor que se presenta en la soledad, oscuridad y melancolía. Un silencio de doble filo, que a veces te es agradable, otras veces hiriente, exasperante"

¡¡¡¡¡ME ENCANTA COMO TE EXPRESAS, ESCRIBES DE FABULA!!!!!!

^^

ha sido un placer pasar por aquí, te sigo *^*

au revoir!

Laura dijo...

Muchas gracias Roberto...

Si te gusta Vettriano, visita a Jorge (el primer comentario de esta entrada)... juntos, hacen maravillas. ;)

Un abrazo,

Laura dijo...

Txusman... Bendito eres! Hay silencios de los que uno no espera nada, solo que pasen y que poco dejen.

Besos!

Laura dijo...

Noriako: Bienvenida!

Ya tienes un pedacito en mi almohada...

Me voy a visitarte. Un beso y gracias!

argentinito dijo...

bonita foto amiga!

Alejandra dijo...

Silencio interno... lo añorado...

Marcelo dijo...

Qué dijiste? Vengo de un profundo silencio, y sigo aturdido...
Un saludo

dintel dijo...

Yo pensé que era al revés.

Laura dijo...

Marcelo: ....

;)

Laura dijo...

Gracias Argentinito y bienvenido!

gloria dijo...

Laura, se puede decir de muchas formas, pero no tan claro, tan nítido, tan ensordecedor...

(adoro a Benedetti, ¿sabes?)

Gracias por esta entrada,

Un abrazo.

a-escena dijo...

Preciosa entrada.
Ya coloco tu blog en mis favoritos.

La paciente nº 24 dijo...

El silencio, en el diálogo, es una voz que trasvasa o el canto dulce de un pájaro. Pero no basta con el silencio para tenerlo, su contacto es dispositivo, imaginado, y al oído le falta imaginación porque existen silencios con volumen en los sótanos del mundo; el viento, el parpadeo de unos ojos, las olas, el chirriar de un columpio, la lluvia, el sonido de un verbo en los labios. Escuchamos silencio y huimos, lentamente, de ellos, sin apenas conocerlos.

Gracias por dejar de ser una anónima, por descubrirte, por hacerme descubrir…