lunes, 8 de diciembre de 2008

Logística carnal

He pasado toda la mañana soñando despierta, conjurando su imagen en los pliegues de mi mano, dibujando su piel desnuda, saboreando su aliento a té de menta, siempre fresca.

Detrás del manto, me sorprendo recordando con precisión su lengua áspera;
el brillo de su saliva descendiendo por mi vientre lleno de flores, de colores y misterios.

Ya son las tres, mis sueños se hunden en el silencio, río y sigo soñando con los ojos abiertos.





Y será, y será un fuego,
un pantallazo.
Un rayo luz, conmovedor, una tormenta.
Una música infinita.
D´L.G. - F. Paez


5 comentarios:

Marcelo dijo...

Bellísima evocación! Y las letras de Foto acompañando. Hermosas!
Un saludo

Marcelo dijo...

Juro que no bebí nada. Quise decir Fito...

Laura dijo...

Ya habia empezado a pensar que sí.. ;)
Gracias por pasarte, Marcelo.

besos

Marcos Ortega dijo...

Los recuerdos... la lluvia los atrae como moscas a la miel...

Laura dijo...

Marcos: será la lluvia o esta soledad de invierno...

Será?

Gracias por pasarte. Un abrazo.