martes, 16 de diciembre de 2008

Uno, dos, tres...




... tarta de arándanos.




He leído por ahí que protegen al corazón.

5 comentarios:

gloria dijo...

Ah pues entonces... ¿puedo coger un trocito?

Marcos Ortega dijo...

sí sí, es cierto, sobre todo si es casera y está hecha con amor y compartida con amigos :)

Mauro dijo...

Nunca la he probado. Pero claro, el temor a los desconocido no es barrera para no agarrar plato, tenedor, y robarte un pedacito.
;)

jorge dijo...

Lo que mejor protege al corazon es la felicidad de compartir nuestros< momentos con la persona que deseamos a nuestro lado.

¿No esta?

Bueno, un pedacito de tarta y una cancion de los antiguos "Crosby, Stiil, Nash & Young" (Si no esta cerca de ti quien quieres, quiere a quien esta cerca de ti).

De cenizas dijo...

Sólo el no enamorarse, no sentir.... protege el corazón, porque está muerto.
Vive, ama, sufre¡¡¡¡¡¡¡


besos